viernes, 25 de julio de 2014

martes, 1 de julio de 2014

Quico (Carlos Villagran)



Carlos Villagrán Eslava "Pirolo" (Ciudad de México, 12 de enero de 1944)2 es un actor y humorista mexicano, conocido mundialmente como Quico en su papel en El Chavo del Ocho. En abril de 2013 anunció que dejaría de interpretar este personaje.5 El 11 de mayo de 2013 vistió por última vez el traje de su personaje en Brasil.
Su carrera comenzó cubriendo los Juegos Olímpicos de México (1968) combinando su trabajo de actor y periodista con el personaje “Pírolo”. Pero fue el personaje de “Quico” en la serie del Chavo del Ocho, el que lo haría entrar en la inmortalidad. Se trataba de un niño hijo de una mujer viuda (una antigua ricachona que cayó en la pobreza) de unos nueve años, siempre vestido de marinerito. La contrafigura del Chavo, el protagonista de la serie, un niño pobre y huérfano. Pese a las diferencias sociales, ambos eran íntimos amigos en el contexto de la Vecindad del Chavo. Cacheton, Quico era un niño mimado, cuya frases favoritas eran: "¡no me simpatizas!", "¡me doy!" "¡Cállate, cállate, cállate que me desespeeee...ras!", "¿qué me habrá querido decir?" y "¡chusma, chusma...prr!". En El Chapulín Colorado trabajó haciendo diversos papeles, como por ejemplo, encarnando el personaje El cuajinais (un sanguinario asesino) así como en ocasiones diversas donde usaba su verdadero nombre "Carlos".

Los "secretos" de Iván De Pineda (!Se llama Carlos!)




Todos lo conocemos como “Iván De Pineda”. Este muchacho flaco, muy alto (mide 1,88 metros) y patón (calza 46), es uno de los modelos argentinos más exitosos, con una gran carrera también como conductor y un discreto paso por la actuación.
Seguramente si dijéramos “Hay un famoso que se llama Carlos De Pineda” a usted no le suena a nadie conocido, y diría “¿Quién es?”. La respuesta en ese caso sería “Iván De Pineda”. Sí, su nombre completo es Carlos Iván De Pineda y Gualdoni. De niño le decían “Carlillos”. Muchos de sus ex compañeros de Primaria y Secundaria recuerdan que en la escuela era simplemente “Carlos” o “Carlitos”. Cuando comenzó su carrera en el modelaje le dijeron que “Carlos” era nombre de viejo y a partir de allí, se lo borró para ser conocido en el mundo. “Iván” suena más fashion y modernoso, sobre todo para los años ’90, cuando De Pineda se hizo conocido. El “Gualdoni” por supuesto quedo tambien en el olvido. Quizás como en un juego sobre sí mismo, De Pineda aceptó que en una de las películas en la actuó (“Un Buda”) su papel se llamará “Carlos”. El tema de su nombre recién trascendió en los últimos meses y era un secreto muy bien guardado.
Otro gran secreto es su condición de “Gay”. Durante años, De Pineda se mantuvo como el fiel novio, casto y puro, de Luz Barrantes. Nunca se habló de casamiento, era un noviago largo y eterno, muy frío para quienes conocían a la pareja. Los que lo solían ver en fiestas siempre manifestaban que parecían dos hermanos, no dos novios. En realidad el noviazgo era una “pantalla”, el verdadero novio de “Iván” es el hermano de Luz, Martín Barrantes, ex de Pampita. Barrantes se separó con escandalo de Pampita allá por el 2003 o 2004, y ya se lo acusaba de ser poco viril. En un juego (que fue real), De Pineda se casó con una mexicana en Las Vegas y anuló la boda horas despues. En un país como la Argentina, donde el matrimonio gay es una de las grandes conquistas sociales de la era “K”, ya no tiene sentido ocultar la condición de gay. De Pineda lo sigue haciendo, aunque no lo necesite.
Su condición de “Llollega”. En el barrio, a los que nacían en España siempre le dijimos “llollegas” o sea “gallego” al revés, no importa si el español en cuestión fuese en realidad andaluz, vasco, catalán, valenciano, asturiano o madrileño. Pues bien, el señor Carlos Iván De Pineda y Gualdoni, es madrileño. Nacido en la ciudad de Madrid. Nunca se nacionalizó argentino, ni siquiera vota. Sigue teniendo su documento con 92 millones. Es ciudadano español, militante del PP, medio franquista, medio falangista, muy “Carlista” (por algo se llama Carlos) y acérrimo opositor a las pretensiones indepentistas de Catalunya y Euskal Herria. Parece más argentino que el Queso Mar del Plata, pero “Carlillos” es más español que el Queso Manchego.
¿Hincha de San Lorenzo? No es Marcelo Tinelli, no es Su Santidad el Papa Francisco, no es Viggo Mortensen, casi nunca lo vieron en San Juan y Boedo, mucho menos en el Nuevo Gasómetro, seguramente no debe ni saber quienes fueron Rene Pontoni, José Sanfilippo, Héctor Scotta o Héctor Veira, pero al parecer De Pineda sería hincha de San Lorenzo. Cuervo. No está mal esto, y es lógico, la mayoría de los españoles con domicilio en la Capital eran “azulgranas”.
Considerado uno de los modelos latinoamericanos más cotizados en el mundo, De Pineda ha conseguido trabajar para firmas de gran relevancia como Diesel, Kenzo, Moschino, Versace, Verri, DKNY, entre otras.
En la TV, debutó en 2000 con el programa Calientes, que se emitió en el Canal 13 de Buenos Aires, donde interpretaba a un personaje llamado "Nacho". Ese mismo año, participó como co-conductor del programa Versus, un magazine que se emitió por la señal argentina Telefé, siendo luego reemplazado por el también modelo Tommy Dunster.
Más tarde hacia el final de la década del 2000, condujo el programa "Resto del Mundo", sobre viajes alrededor del mundo.
En el cine, de Pineda realizó un papel menor en "Un Buda" (2005) y luego tuvo un protagónico en "Cuando ella saltó" (2007) donde interpretó a Ramiro. Por esta última película obtuvo el Premio Cóndor de Plata al mejor actor revelación. Desde 2013, está como jurado en Los 8 escalones.








Impresionante esta foto de Iván de Pineda (o Carlitos como le decían de niño), mostrando sus enormes y largos pies, ¿Cuanto calza realmente?



Otra impactante pose de Iván De Pineda (¿O Carlos?) con guantes negros de "asesino"







Carlos Fernando Redondo




¿Se acuerdan de el “Príncipe” Fernando Redondo? Lo hemos incluido en el “Blog de los Carlos” por una sencilla razón, en los registros de la Asociación Atlética Argentinos Juniors, aún hoy, este jugador figura como "Carlos Fernando Redondo", y así se lo conocía en Argentina a fines de los '80, incluso simplemente en muchas publicaciones era simplemente "Carlos Redondo". Así se llamaba en Argentina en esa epoca, más tarde, cuando se fue a España, comenzó a afirmar que se llamaba en forma invertida, o sea Fernando Carlos Redondo Neri. Sería bueno que se aclarará cual es la realidad o el motivo de la confusión. ¿Se cambió el nombre? ¿O lo de los '80 era una confusión? ¿Como figura en su DNI y pasaporte? ¿Carlos Fernando o Fernando Carlos? De todas formas, ya sea como primer o segundo nombre, se llama Carlos, aunque se lo conozca como Fernando (Aunque el orden de los factores no altera el resultado).

Redondo en 1988 cuando jugaba en Argentinos Juniors y en las planillas de los partidos de la AFA figuraba como "Carlos Fernando Redondo"

La revista "Solo Fútbol" (septiembre de 1987) con el plantel de Argentinos Juniors, ahí se ve claramente que Redondo se llamaba "Carlos Fernando" (en el plantel aparecen Julio Olarticoechea y Jorge Olguín, ambos Campeones del Mundo con Argentina en 1986 y 1978, respectivamente)

Este gran futbolista, símbolo del mediocampo del Real Madrid de los ’90, nació el 6 de junio de 1969 en Adrogué (Buenos Aires, Argentina). 
Muy alto (1,86 metros), Redondo comenzó su carrera en Argentinos Juniors, y más tarde fue transferido al Tenerife. Jugó en el Madrid de 1994 a 2000, donde ganó la Champions League en 1998 y 2000. Concluyó su carrera en el Milán de Italia. En 2000 la UEFA lo consideró el mejor jugador de la temporada.



A pesar de su brillante carrera en los clubes, Redondo nunca fue querido por el público argentino a raíz de sus permanentes desencuentros con la selección albiceleste. En 1989, cuando Argentina se preparaba para el Mundial de Italia 90, Carlos Bilardo lo convocó al seleccionado. Redondo rechazó el llamado y dijo que su prioridad eran sus estudios. Se trataba de una gran mentira, pues el futbolista abandonó la carrera universitaria que pretendía realizar (Ciencias Económicas) y fue transferido al Tenerife.
Años después, Basile lo tuvo en cuenta recién a partir de 1992, y lo convocó para jugar la Copa América de 1993 en Ecuador y las eliminatorias para Estados Unidos 1994. En esa fase preliminar, Redondo jugó un excelente partido ante Paraguay en Asunción, que Argentina ganó 3 a 1. Fue la única gran actuación de Redondo en la selección argentina.
Integró el plantel que jugó el Mundial de Estados Unidos 1994 donde fue uno más en el equipo argentino que se fue eliminado cuando a Maradona le “cortaron las piernas”.
Ya en tiempos de Passarella como director técnico, Redondo volvió a renunciar a la selección, por problemas personales como entrenador, de esta manera se perdió la posibilidad de jugar en Francia 1998. Cuando Marcelo Bielsa asumió la conducción del equipo, Redondo llegó a jugar un amistoso con Holanda en Ámsterdam. Parecía que el jugador regresaba a la selección. Pero, por tercera vez, volvió a renunciar y no jugó las eliminatorias de 2002, ni el Mundial de Corea y Japón.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...